¿Tienes una agenda digital escolar y no se adapta totalmente a ti? Con Pekebook eso no es problema: la puedes rediseñar cuando haga falta hasta que tenga justo lo que necesitas.

Cuando eliges una agenda digital escolar, la posibilidad de rediseñar cuando haga falta es casi tan importante como diseñarla a medida. Y es que es fácil dejarnos llevar y añadir funciones que al final no usamos, y que pagamos para nada. O al revés: podemos dejar fuera una opción que a priori no nos parece útil, y echarla de menos al empezar el curso

Si pasa esto, podemos pasar de estar entusiasmados con nuestra agenda digital a verla como un gasto inútil. Y al final acabaremos usándola cada vez menos y volviendo al papel.

Esta mala experiencia con la agenda digital puede afectar a nuestro centro infantil de varias formas:

  • Podemos dar una mala imagen a los padres. Si habíamos anunciado la agenda digital como una novedad o una ventaja de nuestro centro pero apenas la usamos, pueden sentirse engañados.
  • Las educadoras lo verán como un obstáculo más en su trabajo. Y es que una agenda digital que tienes que usar porque se ha invertido en ella pero que no se adapta a nosotros, es un estorbo y no una ayuda.
  • Padres y personal estarán más cerrados a futuras innovaciones. Una mala experiencia al introducir algo innovador puede llevarnos a pensar que mejor malo conocido. Y anclarnos en el pasado no nos ayudará a ser un centro destacado.

Por eso es tan importante poder rediseñar tu agenda digital y hacer los ajustes necesarios para que se adapte totalmente a tu centro. Y eso es, precisamente, lo que Pekebook te ofrece. No importa el tiempo que lleves con nosotros: si notas que el diseño de tu agenda personalizada no es lo que esperabas, puedes hacer los cambios que necesites.

Imagina, por ejemplo, que habías previsto ofrecer extraescolares y habías incluido esta funcionalidad. Pero al final, por un motivo u otro, no vas a ofrecer ese servicio. Puedes eliminar esa funcionalidad cuando quieras para evitar confusiones, o reemplazarla por algo que te vaya a ser más útil.

Otra posibilidad a la hora de rediseñar tu agenda es cambiar el horario de la mensajería inteligente. ¿Los mensajes de los padres interrumpen el ritmo de las clases, u otras obligaciones de los educadores? Ajusta el horario para que los mensajes lleguen sólo en las horas que podéis dedicar a responderlos. Tras un pequeño ajuste, ¡todo irá sobre ruedas!

¿Quieres ver lo fácil que es diseñar y rediseñar tu Pekebook? ¡Pídenos una demostración!