Una guardería no es tan fácil de escoger, por eso Laura está ayudando a su mejor amiga. Que tenga Pekebook es un gran punto a favor.

Una guardería no es fácil de elegir, sobre todo si es la primera vez. Carol, la mejor amiga de Laura, ha sido madre hace poco. Su baja de maternidad se está terminando, y necesita encontrar centro infantil para el pequeño Pablo. ¡Y no está siendo nada fácil!

Dejar al niño con gente ajena a la familia por primera vez es un paso difícil, por eso para Carol es muy importante saber que queda en buenas manos. Por eso agradece mucho que Laura, que ya ha pasado dos veces por ese momento, le eche un cable.

Como vive en la otra punta de la ciudad, no puede llevar a Pablo al centro infantil de Carlos. ¡Se pasaria la vida en el coche! Pero si Laura le explica qué es lo que le gusta de esa escuela, podrá buscar una guardería en su zona que comparta esos puntos positivos.

Es entonces cuando Laura le recomienda que busque una guardería que use Pekebook. En esos primeros días tan difíciles, es muy tranquilizador recibir informes diarios y saber que el niño está pasando un buen día en el centro. Además, con el tiempo podrá sacar estadísticas a partir de los informes y ver cómo progresa el niño en el centro.

Como Carol es una madre soltera que trabaja muchas horas, a menudo necesitará delegar en otras personas para recoger y llevar al niño. Tanto su madre como su hermano estarán autorizados para hacer el check in y el check out. Según le explica Laura, una guardería con Pekebook incluirá sus datos en la app para que las maestras sepan siempre quién está recogiendo al niño. De este modo, incuso si un día hay un educador suplente que no conozca a las familias, el proceso será totalmente seguro. Además, Carol recibirá un mensaje cuando el niño entre o salga del centro. Así se quedará tranquila.

Laura pone a su amiga un par de ejemplos de situaciones en las que Pekebook les facilitó la vida. Por ejemplo, aquella vez que hubo una avería en el centro y les avisaron a tiempo para poder organizarse. O cuando la profesora les avisó en cuanto notó que Carlos se estaba poniendo malo, para que pudieran llevarlo al médico.

Con toda esta información, Carol lo tiene más claro. Hoy ha ido a visitar dos escuelas infantiles que le han gustado mucho. Las dos tienen buenas instalaciones, están cerca de casa, tienen profesionales con mucha experiencia. Pero una guardería tiene Pekebook, y la otra no usa agenda digital. Tras hablar con Laura, Carol sabe que quiere ese extra de tranquilidad y comodidad. Por tanto, su decisión está tomada. ¡Pablo ya tiene guardería!

¿Quieres conocer las ventajas añadidas que aporta Pekebook a tu guardería? ¡Habla con nosotros!

Una guardería para Pablo
Valora este post