¿Los niños tienen que llevar material para una manualidad o permiso para una excursión? ¡Avisa a los padres en el informe diario de Pekebook y evita olvidos!

Cuando los niños tienen que llevar algo fuera de lo habitual a clase, los olvidos son frecuentes. A veces se trata del permiso firmado para una pequeña excursión. En otras ocasiones, material para hacer una manualidad o un disfraz en clase. Las maestras suelen incluir una nota en la agenda en papel del niño o dar una circular. También pueden recordarlo verbalmente a la hora de recoger a los niños. Y aún así, puede haber muchas razones que provoquen estos olvidos:

  • Si los avisos se hacen con bastante antelación, es posible que para el día en que hay que llevar el material los padres ya no lo recuerden. O que hayan olvidado la fecha exacta. Si se avisó con una circular, la hoja puede haberse perdido ya para entonces.
  • Por el contrario, si se avisa la víspera, las prisas por organizarlo todo pueden hacer que los padres olviden algún detalle. O que la presión para conseguir el material extra haga que se olviden de parte del material de todos los días.
  • Puede haber confusión también si la tarea de recoger y llevar al niño es compartida entre ambos padres. O entre los padres y terceras personas, como abuelos o canguro. Si la persona que recoge al niño olvida pasar la información, el niño puede presentarse sin material al día siguiente.
  • Si se trabaja con agendas de papel, puede pasar que la maestra olvide anotar la cita a algunos de los niños. Aunque no es lo habitual, en un día especialmente ajetreado y confuso puede pasar. Y es algo que puede provocar malestar entre padres y centro, si se lo toman como algo personal.

Estos olvidos pueden evitarse fácilmente con la agenda digital Pekebook. Al personalizar la agenda de tu centro, puedes incluír en el balance diario la opción “Hay que traer”. En ella, la educadora puede poner los avisos con el material necesario para el día siguiente. De esta forma todos los padres lo leerán cuando vean cómo ha pasado su hijo el día.

Como esa información quedará guardada en su móvil, podrán consultarlo estén donde estén siempre que quieran. Así, si leen el aviso desde el trabajo, pueden volver a leerlo cuando vayan a buscar el material. Así se asegurarán de que no se dejan nada.

Además, al recibir la información directamente del centro, no importa si tienen que delegar en otras personas para recoger al niño. Si la persona encargada del check out olvida avisar a los padres, la app evitará que el niño llegue sin material al día siguiente.

De esta forma, Pekebook evita que estos olvidos compliquen las actividades de la clase en tu guardería. ¿Quieres ver cómo funciona? ¡Pídenos una demostración sin compromiso!

Olvidos a raya con Pekebook
Valora este post