Con tu agenda digital Pekebook, puedes ahorrar del gasto de tu centro en material, como papel y tinta.

Ahorrar sin recortar en lo importante es clave en cualquier centro escolar. Ajustarse a un presupuesto sin perder calidad aveces parece casi imposible. Y si no lo conseguimos, tenemos que alumnos y personal salgan perjudicados.

En cualquier caso, no siempre es necesario reducir drásticamente nuestros costes o privarnos de cosas importantes. Ahorrar en pequeños gastos cotidianos del centro, que a priori parecen una parte muy pequeña del presupuesto, puede suponer una diferencia importante si hacemos la comparativa de todo el curso. Todo suma, y lo que podamos ahorrar en estos pequeños gastos podrá revertirse al final en áreas donde sea necesaria una inversión mayor.

Introducir en tu colegio la agenda escolar digital Pekebook es uno de esos detalles que, a la larga, supondrá una gran inversión. Desde los primeros días con tu agenda online empezarás a notar cómo se reduce el gasto en material, sobre todo en el destinado a comunicaciones escritas, como papel o tinta de impresora.

Solo tienes que pensar en la cantidad de información por escrito que se imprime y envía en tu centro escolar. Por ejemplo, las circulares con avisos de información general, las autorizaciones o acuses de recibo a firmar por los padres o los menús del comedor. No sólo se envían con mucha frecuencia, sino también en grandes cantidades. Hay que tener en cuenta que a veces son avisos para toda una clase o curso, o incluso para todos los alumos del centro.

No solo nos comunicamos por escrito con los padres. Es muy habitual recurrir al papel para avisos de comunicación interna en la escuela. Reuniones de claustro, avisos de evaluación… Incluso si no repartimos circulares a todos los miembros del personal, es inevitable dejar notas en salas de profesores o zonas comunes para evitar olvidos.

Con Pekebook, toda esa información se envía en soporte digital directamente a los smartphones de los padres. De este modo, este gasto constante en papel, tinta y sobres desaparece. Además, evitarás tirar papel, ya que no sobrarán circulares, y sabrás que los avisos han llegado a su destinatario. Y puesto que se puede acceder desde cualquier terminal con acceso a Internet, la instalación es muy económica. No hay que comprar dispositivos cuyo coste supere al ahorro en papel.

En ocasiones, además, la comunicación escrita falla o no es suficientemente rápida. Entonces tenemos que recurrir al contacto telefónico. Con los padres, con los monitores de las extraescolares, con el nutricionista que elabora el menú del comedor… Aunque parezcan algo anecdótico, a lo largo del año el gasto va sumando. Con Pekebook, todos estos avisos pueden gestionarse a través de la mensajería de la aplicación. Ya sea para hablar con las familias o para la comunicación interna, podrás habilitar el acuse de recibo y evitarás esas llamadas para asegurarte de que todo el mundo recibió el aviso.

¿Aún tienes dudas? Solo tienes que apuntar durante uno o dos meses tu gasto en papel, tinta y similares. A partir de ahí, calcula lo que supone a lo largo de un curso escolar. Gracias a Pekebook, puedes ahorrar gran parte de ese gasto. ¡Seguro que se te ocurren muchas ideas para aprovechar lo ahorrado! ¿Quieres saber más? ¡Pregúntanos sin compromiso!

Ahorrar en material con Pekebook
5 (100%) 1 vote