Si hay maestras de prácticas en tu centro infantil, la agenda digital Pekebook será un gran apoyo para que se adapten al trabajo en la escuela.

Muchas guarderías reciben a estudiantes que hacen sus prácticas profesionales para convertirse en educadoras. Es la primera toma de contacto con el trabajo de educadora, y los comienzos no siempre son fáciles. Aunque tengan formación teórica, las primeras jornadas en un centro infantil pueden ser todo un desafío. Y es que hay muchas cosas del día a día en una guardería que se deben perfeccionar con el tiempo.

Por ejemplo, gestionar el check in y el check out de los niños. En una guardería es esencial llevar un control de la llegada de los niños. Y, sobre todo, de su recogida al final de la jornada por las personas autorizadas. Cuando aún no se tiene experiencia y no se conoce a las familias, puede ser una situación estresante.

La agenda Pekebook es una herramienta muy útil para incrementar la seguridad en el check in y el check out. Basta un click en la tablet para registrar la entrada y salida de cada niño, lo que agiliza mucho el proceso. Así, la maestra en prácticas tendrá todo bajo control . La ficha de cada niño indica los familiares autorizados, y puede repasarla cuando sea necesario.

Los primeros días puede ser difícil también gestionar el aula de forma eficaz. Hay muchas cosas de las que estar pendiente, y muchos contratiempos que pueden distraernos y alterar el plan del día. Además, es fácil centrarse en los niños que están alterando el plan de la clase (por comportamiento, por un malestar repentino…) y no ser consciente de cómo han pasado el día el resto de los pequeños. Y esto puede ser conflictivo si los padres piden información sobre su hijo.

También aquí Pekebook ayuda a las educadoras en prácticas. Al diseñar nuestra agenda digital incluimos apartados para las distintas actividades cotidianas del centro. Esto permite a la maestra ver de un vistazo si está llevando el ritmo de la clase correctamente. Además, puede puntuar a cada niño con un click en cada actividad. De esta forma puede comprobar si debe prestar más atención a algún pequeño del que no tenga información para valorar.

Cuando aún no tienen suficiente experiencia, puede ser duro para las maestras en prácticas retener toda la información relevante de cada niño. Alergias, enfermedades, situaciones familiares… Incluso retener los nombres de todos los niños y sus familiares de contacto cuesta más cuando aún no se tiene la práctica de los años.

Si las fichas personales de Pekebook son útiles para cualquier maestra, lo son aún más para las educadoras en prácticas. Ante cualquier duda sobre los niños, sólo necesitan un click en su ficha para contrastar información. Esto hará que se desenvuelvan con más seguridad en el aula y mejoren sus competencias profesionales con mayor rapidez. Así aprovecharán al máximo las prácticas, y serán un valor añadido para el centro infantil.

¿Quieres ver cómo ayuda Pekebook a las educadoras en prácticas de tu guardería? ¡Pídenos una prueba!

Maestras en prácticas y Pekebook
Valora este post